Segunda Estación

Jesús carga con la cruz

Segunda Estación : Jesús carga con la cruz

Tomaron entonces a Jesús quien, tomando él mismo su cruz, salió de la ciudad para ir al lugar dicho la calavera, en hebreo Gólgota. (Juan 19,16)

« Ahora eran nuestros sufrimientos lo que soportaba y nuestros dolores por lo que estaba agobiado... atravesado a causa de nuestros pecados, aplastado a causa de nuestros crímenes. El castigo que nos devuelve la paz cae sobre él y es gracias a sus llagas que hemos sido sanados. » (Isaías. 53, 4-5)

Decía a todos: « Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a si mismo, tome su cruz cada día, y sígame. Porque quien quiera salvar su vida la perderá, pero aquel que pierda su vida por mí, ése la salvará. » (Lucas 9, 23 -24).

MEDITACIÓN

¡Oh buena cruz!, deseada desde tanto tiempo. Terrible cruz, demasiado pesada para mi cuerpo agotado. Cruz del suplicio que se acerca. Desde siempre pienso en ti. Cruz de la salvación del mundo entero. Caso contigo todos los sufrimientos del mundo. Me entrego a ti. Te doy mi carne y mi sangre, te doy mi divinidad. Llevarás a todos mi amor y mi alegría. Abba, Padre, tú que quieres salvar al mundo de este horror, fortalece a tu hijo. El cáliz que el Padre me da, ¿no lo beberé? Padre, vengo hacia ti.

ORACIÓN

Gracias Señor
por haber cargado la cruz de nuestras culpas,
la cruz de las culpas de toda la humanidad.
Concédenos aceptar las cruces que nos envías y sostén con tu fuerza a todos aquellos que sufren en su cuerpo o en su alma.

< >